23 de Octubre Dia Internacional por la Despatologización Trans.

English Below

Fuente: https://www.facebook.com/notes/queremos-que-la-asamblea-nacional-de-venezuela-apruebe-la-igualdad-sexual/23-de-octubre-dia-internacional-por-la-despatologizaci%C3%B3n-trans-manifiesto-red-in/164085970277528

23 de Octubre Dia Internacional por la Despatologización Trans.

Las/os activistas y grupos que firmamos este documento y formamos la Red Internacional por la Despatologización de las Identidades Trans denunciamos públicamente, una vez más, la psiquiatrización de nuestras identidades y las graves consecuencias del llamado “trastorno de identidad sexual o de género” (TIG). Del mismo modo, queremos hacer visible la violencia que se ejerce sobre las personas intersexuales mediante los procedimientos médicos vigentes.

Con “psiquiatrización” nombramos la práctica de definir y tratar la transexualidad bajo el estatuto de trastorno mental. Nos referimos, también, a la confusión de identidades y cuerpos no normativos (situados fuera del orden cultural dominante) con identidades y cuerpos patológicos. La psiquiatrización relega a las instituciones médico-psiquiátricas el control sobre las identidades de género. La práctica oficial de dichas instituciones, motivada por intereses estatales, religiosos, económicos y políticos, trabaja sobre los cuerpos de las personas amparando y reproduciendo el binomio de hombre y mujer, haciendo pasar esta postura excluyente por una realidad natural y “verdadera”. Dicho binomio, presupone la existencia única de dos cuerpos (hombre o mujer) y asocia un comportamiento específico a cada uno de ellos (masculino o femenino), a la par que tradicionalmente ha considerado la heterosexualidad como la única relación posible entre ellos. Hoy, denunciando este paradigma, que ha utilizado el argumento de la biología y la naturaleza como justificación del orden social vigente, evidenciamos sus efectos sociales para poner fin a sus pretensiones políticas.

Los cuerpos que no responden anatómicamente a la clasificación médica occidental vigente son catalogados bajo el epígrafe de intersexualidad, condición que, “per se”, es considerada patológica. La clasificación médica, por el contrario, continúa aún hoy en día sin ser interrogada. La transexualidad también es conceptualizada como una realidad en sí mismo problemática. La ideología de género que actúa la psiquiatría, por el contrario, continúa aún hoy sin ser cuestionada.

Legitimar las normas sociales que constriñen nuestras vivencias y sentires implica invisibilizar y patologizar el resto de opciones existentes, y marcar un único camino que no cuestione el dogma político sobre el que se fundamenta nuestra sociedad: la existencia, única y exclusiva, de solo dos formas de ser y sentir. Si invisibilizar supone intervenir a recién-nacidos intersex (aquell*s con genitales ambiguos funcionales) con violentos tratamientos normalizadores así se hará, si de lo que se trata es de borrar la posibilidad de estos cuerpos y vetar la existencia de las diferencias.

El paradigma en el que se inspiran los procedimientos actuales de atención a la transexualidad y la intersexualidad convierte a estos en procesos médicos de normalización binaria. De “normalización” ya que reducen la diversidad a sólo dos maneras de vivir y habitar el mundo: las consideradas estadística y políticamente “normales”. Y con nuestra crítica a estos procesos resistimos también a tener que adaptarnos a las definiciones psiquiátricas de hombre y mujer para poder vivir nuestras identidades, para que el valor de nuestras vidas sea reconocido sin la renuncia a la diversidad en la que nos constituimos. No acatamos ningún tipo de catalogación, ni etiqueta, ni definición impuesta por parte de la institución médica. Reclamamos nuestro derecho a autodenominarnos.

Actualmente la transexualidad se considera un “trastorno de identidad sexual”, patología mental clasificada en el CIE-10 (Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud) y en el DSM-IV-R (Manual Diagnóstico y Estadístico de Enfermedades Mentales de la Asociación de Psiquiatría Norte-americana). Estas clasificaciones son las que guían a los y las psiquiatras de todo el mundo a la hora de establecer sus diagnósticos. En ellas se comete un error poco casual: la confusión de los efectos de la transfobia con los de la transexualidad. Se invisibiliza la violencia social que se ejerce sobre quienes no se adecuan a las normas de género. De este modo, se ignora activamente que el problema no es la identidad de género, es la transfobia.

La revisión del DSM-IV-R es un proceso que comenzó hace ahora dos años, y tiene por fin determinar los cambios en la lista de enfermedades. En estos últimos meses se han hecho públicos los nombres de los psiquiatras que decidirán el futuro del trastorno de identidad sexual (TIG).

Al frente del grupo de trabajo sobre el TIG se encuentran el Dr.Zucker (director del grupo) y el Dr. Blanchard , entre otros. Estos psiquiatras, que son conocidos por utilizar terapias reparativas de reconducción a homosexuales y a transexuales y que están vinculados a clínicas que intervienen a intersexuales, proponen no solo no retirar el trastorno sino ampliar su tratamiento a l*s niñ*s que presenten comportamientos de género no-normativos y aplicarles terapias reparativas de adaptación al rol de origen. En este sentido, el movimiento trans norteamericano ha hecho un llamamiento solicitando su expulsión del grupo encargado de la revisión del DSM. La Red Internacional por la Despatologización de las Identidades Trans se une sin reservas a la citada denuncia.

La patologización de la transexualidad bajo el “trastorno de identidad sexual” es un gravísimo ejercicio de control y normalización. El tratamiento de este trastorno se lleva a cabo en diferentes centros de todo el mundo. En casos como el del Estado Español, es obligatorio el paso por una evaluación psiquiátrica en las Unidades de Identidad de Género que, en algunas ocasiones, va asociada a un control semanal de nuestra identidad de género a través de terapias de grupo y familiares y todo tipo de procesos denigrantes que vulneran nuestros derechos. En el caso del Estado español, hay que resaltar que cualquier persona que desee cambiar su nombre en la documentación o modificar su cuerpo con hormonas u operaciones debe pasar obligatoriamente por una consulta psiquiátrica.

Por último, nos dirigimos directamente a la clase política. Nuestra demanda es clara:

Exigimos la retirada de la transexualidad de los manuales de enfermedades mentales (DSM-TR-IV y CIE-10). Paralización de los tratamientos a bebés intersex.

Reivindicamos el derecho a cambiar nuestro nombre y sexo en los documentos oficiales sin tener que pasar por ninguna evaluación médica ni psicológica. Y añadimos que pensamos, firmemente. que el Estado no debería de tener ninguna competencia sobre nuestros nombres, nuestros cuerpos y nuestras identidades.

Hacemos nuestras las palabras del movimiento feminista en la lucha por el derecho al aborto y el derecho al propio cuerpo: reivindicamos nuestro derecho a decidir libremente si queremos o no modificar nuestros cuerpos y poder llevar a cabo nuestra elección sin impedimentos burocráticos, políticos ni económicos, así como fuera de cualquier tipo de coerción médica. Queremos que los sistemas sanitarios se posicionen frente al trastorno de identidad sexual, reconociendo la transfobia actual que sostiene su clasificación, y replanteen su programa de atención sanitaria a la transexualidad haciendo de la evaluación psiquiátrica una paso innecesario y del acompañamiento psicoterapéutico una opción voluntaria. Exigimos también el cese de las operaciones a recién-nacid*s intersex.

Denunciamos la extrema vulnerabilidad y las dificultades en el acceso al mercado laboral del colectivo trans. Exigimos que se garantice el acceso al mundo laboral y la puesta en marcha de políticas específicas para acabar con la marginación y la discriminación de nuestro colectivo. Exigimos, además, condiciones de salud y seguridad en el desarrollo del trabajo sexual y el fin del asedio policial a estas personas, así como del tráfico sexual.

Esta situación de vulnerabilidad se acentúa en el caso de las personas trans inmigradas, que llegan a nuestro país huyendo de situaciones de extrema violencia. Exigimos la concesión inmediata de asilo político en estos casos a la vez que reivindicamos la plena equiparación de derechos de las personas migrantes. Denunciamos los efectos de la política de extranjería actual sobre los sectores socialmente más vulnerables.

A la vez que gritamos que no somos víctimas sino seres activos y con capacidad de decisión sobre nuestra propia identidad, queremos recordar también todas las agresiones, asesinatos y también los suicidios de las personas trans a causa de la transfobia. Señalamos al sistema como culpable de estas violencias. El silencio es complicidad.

Finalizamos evidenciando la extrema rigidez con la que se impone el binomio hombre/mujer, como opción única y excluyente, binomio que es construido y puede ser cuestionado. Nuestra sola existencia demuestra la falsedad de estos polos opuestos y señala hacia una realidad plural y diversa. Diversidad que, hoy, dignificamos.

Cuando la medicina y el Estado nos definen como trastornad*s ponen en evidencia que nuestras identidades, nuestras vidas, trastornan su sistema. Por eso decimos que la enfermedad no está en nosotr*s sino en el binarismo de género.

Anunciamos que la Red Internacional por la Despatologización de las Identidades Trans surge para consolidar una coordinación mundial en torno a un primer objetivo: la descatalogación de la transexualidad del DSM-TR en el año 2012. Un primer paso por la diversidad, un primer golpe a la transfobia.

¡Por la diversidad de nuestros cuerpos y nuestras identidades!

¡La transfobia nos enferma!

RED INTERNACIONAL POR LA DESPATOLOGIZACIÓN TRANS

Unión Afirmativa.

++++++++++++++++++++++

Source: https://www.facebook.com/notes/queremos-que-la-asamblea-nacional-de-venezuela-apruebe-la-igualdad-sexual/23-de-octubre-dia-internacional-por-la-despatologizaci%C3%B3n-trans-manifiesto-red-in/164085970277528

October 23 International Day for Trans Depathologization.

The / activists and groups who sign this document and formed the International Network for Trans Identities Despathologization publicly denounce once again, psychiatrization of our identities and the serious consequences of the “gender identity disorder or gender” (TIG). Similarly, we want to make visible the violence inflicted on intersex people through medical procedures.

With “psychiatrization” name the practice of defining and treating transsexuality under the statute of mental disorder. We refer also to the confusion of identities and bodies do not regulatory (outside the dominant cultural order) with pathological identities and bodies. Psychiatrization relegates psychiatric medical institutions control over gender identities. The official practice of these institutions, motivated by government, religious, economic and political interests, works on the bodies of people by protecting and reproducing the pairing of man and woman, by passing this exclusive position by a natural reality and “real”. This binomial presupposes the existence of only two bodies (male or female) and associating a specific behavior to each of them (male or female), on par with heterosexuality has traditionally been seen as the only possible relationship between them. Today, denouncing this paradigm, which has used the argument of biology and nature to justify the existing social order, we show its social effects to end their political aspirations.

The bodies that do not respond to Western medical anatomically current classification are classified under the heading of intersex condition, “per se” is considered pathological. The medical classification, however, continues even today without being questioned. Transsexualism is also conceptualized as a reality in itself problematic. Gender ideology acting psychiatry, however, still continues unchallenged.

Legitimize social norms that constrain our experiences and feelings involves invisible and pathologizing other options available, and make a unique path that does not question the political dogma on which our society is based: the existence, unique and exclusive, only two forms of being and feeling. If invisible means intervening to newborns intersex (aquell * s functional ambiguous genitalia) with violent treatments normalizing it will be done, if what it is is to erase the possibility of these bodies and veto the existence of differences.

The paradigm in which current care procedures transsexuality and intersexuality are inspired to make these medical processes binary normalization. “Normalization” as they reduce diversity only two ways to live and inhabit the world: statistics and politically “normal” considered. And with our criticism we resist these processes also have to adapt to the psychiatric definitions of man and woman to live our identities, so that the value of our lives is recognized without waiving the diversity in which we are constituted. Not abide by any documentation, or labels, or definition imposed by the medical institution. We demand our right to call ourselves.

Transsexuality is currently considered a “gender identity disorder” Mental disease classified in the ICD-10 (International Classification of Diseases, World Health Organization) and the DSM-IV-R (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders the North American Association of Psychiatry). These classifications are those that guide and psychiatrists around the world in establishing their diagnosis. The confounding effects of transphobia transsexuality with: in them a bit casual mistake. Social violence inflicted on those who do not conform to gender norms is invisible. Thus, actively ignoring the problem is not that gender identity is transphobia.

The revision of the DSM-IV-R is a process that began two years ago, and aims to determine changes in the list of diseases. In recent months have made ​​public the names of psychiatrists who will decide the future of gender identity disorder (GID).

Leading the group working on the TIG are Dr.Zucker (Group Director) and Dr. Blanchard, among others. These psychiatrists, who are known for using reparative therapy to homosexuals and transsexuals renewal and that are linked to intersex clinics involved to propose not only remove the disorder but not expand its treatment * s * s Niñ gender behaviors that present no -normativos and apply adaptation reparative therapy source role. In this sense, the American trans movement has made an appeal for their expulsion from the group in charge of the revision of the DSM. The International Network for Trans Identities Despathologization unreservedly joins the aforesaid petition.

The pathologizing of transsexuality under the “gender identity disorder” is a serious exercise control and standardization. Treatment of this disorder is carried out in different centers around the world. In cases such as the Spanish State is mandatory step for a psychiatric evaluation Units Gender Identity that sometimes is associated with a weekly check of our gender identity through group therapy and family and all type of degrading processes that violate our rights. In the case of the Spanish State should be noted that anyone wishing to change its name in the documentation or modify your body with hormones or operations must pass mandatory for a psychiatric consultation.

Finally, we headed straight to the political class. Our demand is clear:

We demand the withdrawal of transsexuality of manual of mental disorders (DSM-IV-TR and ICD-10). Cessation of treatment to intersex babies.

Claim the right to change our name and gender in official documents without having to go through any medical or psychological evaluation. And add that we firmly. that the State should not have any jurisdiction over our names, our bodies and our identities.

We make our own the words of the feminist movement in the struggle for abortion rights and the right to their own bodies: we claim our right to freely decide whether or not to modify our bodies and can perform our choice without bureaucratic, political or economic impediments, and out of any kind of medical coercion. We want health systems are positioned against gender identity disorder, recognizing the current transphobia holding their classification, and rethink its program of healthcare for transsexualism making the unnecessary step a psychiatric evaluation and psychotherapeutic support a voluntary option. We also demand the cessation of operations * s newly-Nacid intersex.

We denounce the extreme vulnerability and difficulties in accessing the labor market collective trans. We demand that access to employment and the implementation of specific measures to end the marginalization and discrimination of our collective guarantee policies. We also demand health and safety conditions in the development of sex work and police siege to these people, and sex trafficking.

This vulnerability is accentuated in the case of immigrant trans people, who come to our fleeing extreme violence country. We demand the immediate grant of asylum in such cases while we demand full equality of rights of migrants. We denounce the effects of current immigration policy on socially vulnerable.

While we cry that we are not victims but active beings and capable of making decisions about our own identity, we also remember all assaults, murders and suicides of trans people due to transphobia. We note in as guilty of this violence. Silence is complicity.

We end showing the extreme rigidity with which the male / female pair, as the sole and exclusive option, binomial that is built and can be questioned is imposed. Our very existence disproves these poles and points to a plural and diverse reality. Diversity today dignify.

When medicine and define us as trastornad State * s make it clear that our identities, our lives, disrupt your system. Therefore we say that the disease is not in WHO WE * s but in the gender binary.

Announcing the International Network for Trans Identities Despathologization arises to strengthen global coordination around a first target: the discontinuation of transsexuality DSM-TR in 2012 A first step for diversity, a first blow to transphobia.

Given the diversity of our bodies and our identities!

Transphobia us sick!

INTERNATIONAL NETWORK FOR TRANS Depathologization

Affirmative Union.

23 de Octubre Dia Internacional por la Despatologización Trans

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s