La cadena de jugueterías Toy Planet triunfa con su catálogo no sexista.

English Below

Fuente: http://verne.elpais.com/verne/2014/12/05/articulo/1417797173_124671.html

La cadena de jugueterías Toy Planet triunfa con su catálogo no sexista.

“Fue una apuesta convencida y creo que hemos acertado”, afirma Ignacio Gaspar, director general de la cadena de jugueterías Toy Planet, cuando habla del catálogo navideño de la compañía. La empresa ha decidido romper con los estereotipos y mostrar, por ejemplo, a niños con carritos y con cocinitas, y a niñas empujando camiones y subidas a motos. Lo han hecho con los juguetes de su marca propia, ya que el resto de fabricantes envía sus fotos ya preparadas para los catálogos.

Toy Planet detectó el año pasado y gracias a las redes sociales que las familias tenían ganas de ir dejando atrás los tópicos en los juguetes: “No llegamos a tiempo para incluir este cambio en el catálogo del año pasado, pero hicimos una campaña en redes con fotos individuales”.

Este año sí han incluido fotos de este estilo en su catálogo para la campaña navideña, que es la más importante para las empresas del sector. La acogida ha sido muy positiva: “Cuando colgamos fotos del catálogo en Facebook, se comparten el doble que el resto de actualizaciones, y lo mismo ocurre con los ‘me gusta'”, explica Gaspar, que se muestra orgulloso de la la carta de una madre que han publicado en su perfil de Facebook y en la que agradece a la compañía poder mostrar a sus hijos “que cada persona es diferente y le gustan cosas diferentes, independientemente de que sean chicos o chicas”.

La iniciativa ha sido también del agrado de los dueños de las más de 200 tiendas que tiene la cadena en España: “Se lo comunicamos a los socios antes de enviarles el catálogo y les gustó. Incluso cuentan que muchos consumidores les han felicitado en el punto de venta y no sólo online”. ¿Y han recibido críticas? “No, que tengamos constancia”.

No se va a quedar en un experimento: “La idea es mantenerlo. Y no sólo para nuestro producto, sino que también es una forma de demostrarle al fabricante que funciona, que no es sólo una teoría. No puede ser que el sector vaya por detrás de la sociedad: tiene que reflejarla”. Gaspar asegura que los fabricantes y el resto de actores del sector son muy receptivos a estos planteamientos, “pero todavía no han entrado en la fase de actividad”. Es decir, todavía no están haciendo todo lo que podrían hacer.

De hecho, la empresa mantuvo una reunión en su central con medios y fabricantes en la que presentó su catálogo. Los representantes de las marcas se mostraron muy de acuerdo con la idea de Toy Planet y le dijeron a Gaspar que van a plantearse “en qué fase y en qué grado se van a implicar, pero tienen claro que lo van a hacer”.

Y es que, aunque con mucha frecuencia se reproduzcan estereotipos y se apueste a lo seguro, el sector juguetero es consciente de que los roles de juego de niños y niñas llevan años difuminándose. Por ejemplo, las cocinas de juguete son un producto unisex para muchos fabricantes: al ser un juego de imitación y como hoy en día tanto padres como madres cocinan, cada vez más niños quieren uno de estos juguetes. También hay estudios que muestran cómo a las niñascada vez les gustan más los superhéroes, territorio hasta hace unos años casi exclusivamente masculino. Y gracias a asociaciones como Let Toys Be Toys(“dejad que los juguetes sean juguetes”), cada vez más jugueterías y centros comerciales británicos están dejando de diferenciar con señalética entre juguetes “para niños” y “para niñas”.

Es más, aunque sea novedosa, la iniciativa de Toy Planet no es única: hace dos años Top Toys, franquiciada de Toys ‘R’ Us en el norte de Europa, publicó uncatálogo para el mercado sueco en el que también se intercambiaban los roles de género, con niños peinando muñecas y niñas empuñando pistolas de dardos. Hasta el punto de que en la versión danesa del catálogo aparecía una niña con una camiseta rosa que en Suecia y por arte de Photoshop pasaba a ser azul.

Luchar contra los estereotipos es difícil y el sector se debate entre la buena voluntad y la aversión al riesgo. Carlos Cases, coordinador de marketing de Playmobil en España, recuerda que durante el mundial de fútbol de 2010 la empresa quiso traer a España su caja con un equipo de fútbol femenino, y se encontró con la oposición del sector detallista, que seguía pensando que el fútbol es cosa de niños. Pero no es culpa sólo de las tiendas que se negaron a distribuirlo: “Lo pusimos a la venta en nuestra tienda online y tampoco se vendió mucho”. A veces “la sociedad pide que la industria se adapte a estos valores, pero luego no responde en la misma medida”.

+++++++++++++++++++

Source: http://verne.elpais.com/verne/2014/12/05/articulo/1417797173_124671.html

The chain of toy Toy Planet triumphed with his sexist catalog.

“It was a confident bet and I think we were right,” says Ignacio Gaspar, director general of the chain of toy Toy Planet, when speaking of Christmas catalog company. The company has decided to break stereotypes and show, for example, children with carts and kitchenettes, and girls pushing uploaded to trucks and motorcycles. They have done with toys of their own brand, as other manufacturers send their photos already prepared for catalogs.

Toy Planet detected last year and thanks to social networks that families were eager to go leaving the topics in toys: “We did not time to include this change in the catalog last year, but we made a campaign networks individual photos “.

This year they did have included pictures of this style in their catalog for the holiday season, which is the most important for companies in the sector. The reception has been very positive: “When we hang catalog photos on Facebook, twice the remaining updates are shared, and so does the ‘Like'” explains Gaspar, who is proud of the letter a mother who has posted on his Facebook profile, and in thanking the company to show their children “that everyone is different and likes different things, whether they are boys or girls.”

The initiative has also been welcomed by the owners of the 200 stores that have the string in Spain “would communicate to partners before sending the catalog and liked even have that many consumers have congratulated them on the spot. sales and not just online “. And have been criticized? “No, we have proof.”

There are going to be in an experiment: “The idea is to keep And not only our product, but also a way to show the manufacturer that works, it’s not just a theory can not be that the sector Go.. behind the society has to reflect it. “Gaspar ensures that manufacturers and other industry players are very receptive to these ideas, “but have not yet entered the phase of activity.” That is, yet they are not doing all they could do.

In fact, the company held a meeting at its center with means and manufacturers when it submitted its catalog. The brand representatives were very much agree with the idea of Toy Planet and told Gaspar that will arise “at what stage and to what extent will involve, but are clear that they will do”.

And, although frequently reproduce stereotypes and bet it safe, the toy industry is aware that playing the roles children take years to blur. For example, toy kitchens are a unisex product for many manufacturers: to be an imitation game today as parents and mothers cook more and more kids want one of these toys. There are also studies that show how to niñascada time like most superheroes, territory until a few years ago almost exclusively male. And thanks to associations like Let Toys Be Toys (“let the toys are toys”), increasingly toy and British shopping centers are failing to differentiate between toys signage “children” and “girls”.

Moreover, even if novel, the initiative Toy Planet is not unique: two years Top Toys, franchisee of Toys ‘R’ Us in northern Europe does, published uncatálogo for the Swedish market in which roles are also exchanged genre, with children combing dolls and girls wielding guns darts. To the extent that the Danish version of the catalog appeared a girl with a pink shirt in Sweden and art of Photoshop happened to be blue.

To combat stereotypes is difficult and the sector is torn between goodwill and risk aversion. Carlos Cases, marketing coordinator for Playmobil in Spain, recalled that during the World Cup in 2010 the company wanted to bring Spain its box with a women’s football team, and met with opposition from the retail sector, still think the soccer is for children. But not blame only stores that refused to distribute: “We put on sale in our online store and not much is sold”. Sometimes “society calls for the industry to adapt to these values, but then does not respond to the same extent.”

La cadena de jugueterías Toy Planet triunfa con su catálogo no sexista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s