La transexualidad manifiesta algunas señales desde la infancia.

English Below

Fuentes: http://noticias.widmi.com/index.php/ecuador/el-comercio/mundo/210930-la-transexualidad-manifiesta-algunas-se%C3%B1ales-desde-la-infancia

La transexualidad manifiesta algunas señales desde la infancia.

Benedicto no se divierte como otros niños. Cuando está con las muñecas las peina, las cuida. Tararea y canta las canciones de los personajes femeninos que admira de la televisión. Dice que es una princesa… Benedicto se siente niña.

Estos fragmentos son parte del primer cuento para niños que probablemente podrían ser transexuales, que será presentado este lunes por la Asociación Silueta X de Guayaquil. La historia de este personaje de cabellera lila se proyecta en la computadora dela activista transfemenina Diane Rodríguez, su autora. “Benedicto soy yo, es mi nombre”, dice.

Los motivos para escribirlo son muchos. En parte es su propia vida, pero particularmente se basa en la historia de Steven (nombre protegido), un pequeño de 6 años nacido en Manabí. “Sus padres pidieron que sea evaluado en la asociación. Desde los 4 años le gustan las muñecas y ver series de princesas. En su casa no tiene privaciones, porque sus padres lo comprenden. El problema fue la escuela”.

Luego de varios test y entrevistas, el diagnóstico de Rodríguez, quien estudia Psicología, es disforia de género infantil no especificada. Según el DSM-V, el Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría, la disforia de género “es el desajuste psicológico derivado de la incongruencia entre el género asignado a la persona en el momento del nacimiento por su apariencia sexual y el sentimiento personal de ser hombre o mujer”.

Es lo que siente Andrés. A los 13 años, ‘El Chino’, como le dicen sus amigos, tuvo su primera novia, decidió cambiar las faldas por los pantalones y cortó su larga melena al ras. “Desde que tengo uso de razón soy niño, aunque nací mujer”.

En junio del año pasado comenzó una terapia de hormonas para marcar rasgos más varoniles. Su voz cada vez es más grave y falta poco para que empiece a crecerle vello facial.

A sus 19 años, Andrés decidió presentar una queja ante la Defensoría del Pueblo para que respeten su identidad como transmasculino en el colegio nocturno donde cursa el décimo año. “Los maestros me decían niña, en la lista constaba como Andreína y querían que usara el uniforme femenino”.

El pasado lunes (19 de enero), tras una convocatoria de la Defensoría a la que fueron el Rector y más autoridades educativas, Andrés logró que en el plantel aceptasen su identidad de género masculino; hiciera la fila y usara el baño de hombres, y que sus maestros asistan a programas de sensibilización en derechos, con énfasis en identidad de género y orientación sexual.

Para Andrés, el cuento ‘Benedicto quiere ser niña’ es una oportunidad de romper la discriminación y la intolerancia. “Antes me sentía como un extraterrestre. No tenía amigos en la escuela, hasta que empecé a conocer mi condición”.

La psicóloga y sexóloga María de los Ángeles Muñoz explica que la disforia de género o transexualidad es una condición
natural y puede empezar a manifestarse en la infancia, entre los 6 y 8 años, cuando los niños tienen más claridad de sussentimientos y empiezan a compararse con otros pequeños.

“Son mujeres atrapadas en un cuerpo de hombre o viceversa. Así se nace. En algunos casos se manifiesta a muy temprana edad y puede ser más evidente durante la adolescencia”.

La especialista aconseja a los padres observar el comportamiento de los niños, evaluar si existen conductas repetitivas y evitar los regaños o correcciones severas. Por el contrario, se debe tener un diagnóstico temprano, buscar ayuda especializada y tratamiento psicológico.

En ese contexto, opina, un cuento infantil se puede convertir en una guía informativa. “No va a influenciar en lo niños o crear disforias inexistentes. Al contrario, ayudará a conocer que es una condición natural, que no son extraños o raros”.

Muñoz incluso menciona que en el Congreso Latinoamericano de Psicología y Educación Sexual del 2014, se incluyó entre las conclusiones solicitar a la Organización Mundial de la Salud que no se considere a la disforia de género como un trastorno o unapatología.

El cuento tiene nueve páginas. Imprimirán algunos ejemplares pero circulará vía ‘online’. Para Rodríguez, esta historia infantil no es una promoción sino una orientación. “Es una invitación a reevaluar lo que hemos construido como masculino y femenino; y con esto no estoy tratando de destruirlo”.

Chile, España y otros países ya han elaborado cuentos sobre la diversidad sexual, pero según su autora este sería el primero sobre niños trans.

Leelah Alcorn es otra de las inspiraciones del cuento que será presentado en Guayaquil. Está dedicado a esta joven transexual, que dejó una conmovedora nota de suicidio en su blog en Tumbar. Murió el 28 de diciembre del 2014, a los 17 años. A los 14 años decidió hablar de su identidad de género con sus padres, pero no tuvo apoyo.

++++++++++++++++

Source: http://noticias.widmi.com/index.php/ecuador/el-comercio/mundo/210930-la-transexualidad-manifiesta-algunas-se%C3%B1ales-desde-la-infancia

Transsexualism shows some signs since childhood.

Benedict no fun like other children. When the combs with dolls, the care. Hums and sings the songs of female characters who admires television. Said to be a princess … Benedict feels girl.

These fragments are part of the first children’s story that could probably be transsexual, which will be presented on Monday Silueta X Association of Guayaquil. The story of this character lilac hair is projected on the computer dela transfemenina activist Diane Rodriguez, its author. “Benedict’s me, is my name,” he says.

The reasons for writing are many. It is partly his own life, but particularly is based on the story of Steven (name withheld), a small 6-year-old from Manabi. “His parents asked to be evaluated in the association. From age 4 likes dolls and view series of princesses. At home no hardship because their parents understand. The problem was the school. “

After several tests and interviews, diagnosis Rodriguez, who studies psychology, child gender dysphoria is not specified. According to the DSM-V, the Diagnostic and Statistical Mental Disorders of the American Psychiatric Association Manual, gender dysphoria “is the psychological maladjustment derived from the incongruity between the person’s assigned sex at birth because of their sexual appearance and personal sense of being male or female. “

It is what it feels Andrés. At 13, ‘El Chino’, as his friends call him, had his first girlfriend, decided to change his pants and skirts cut his long hair flush. “Ever since I can remember I am a child, although I was born woman.”

In June last year began hormone therapy to score more masculine features. His voice is becoming more severe and is shortly to facial hair begins to grow back.

At 19, Andrew decided to complain to the Ombudsman to respect their identity as transmasculino in night school where his tenth year. “The teachers told me girl on the list was listed as Andreína and wanted him to use the female uniform.”

On Monday (January 19), following a call for the Ombudsman to which were the Rector and education authorities, Andrew got on campus accept his male gender identity; make the row and used the men’s room, and their teachers to attend rights awareness programs, with emphasis on gender identity and sexual orientation.

For Andrew, the story ‘Benedict wants to be a girl’ is an opportunity to break the discrimination and intolerance. “Before I felt like an alien. He had no friends at school, until I began to know my status. “

The psychologist and sexologist María de los Ángeles Muñoz explains that gender dysphoria or transsexualism is a condition
natural and you can begin to manifest in childhood, ages 6 and 8, when children are more clearly sussentimientos and begin to compare with other children.

“These are women trapped in a male body or vice versa. So is born. In some cases it is manifested at an early age and may be more evident during adolescence. “

The specialist advises parents to observe the behavior of children, assess whether there are repetitive behaviors and avoid severe scolding or corrections. On the contrary, it should be early diagnosis, seek genetic counseling and psychological treatment.

In this context, believes, a children’s story can become an informative guide. “It will not influence the children or create nonexistent dysphoria. On the contrary, it will help to know that it is a natural condition, which is not strange or rare “.

Muñoz even mentions that in the Latin American Congress of Psychology and Sexual Education in 2014, was included among the conclusions apply to the World Health Organization that is not considered a gender dysphoria as a disorder or unapatología.

The story has nine pages. They printed a few copies but circulate via ‘online’. For Rodriguez, this children’s story is not a promotion but an orientation. “It’s an invitation to reassess what we have built as male and female; and by that I’m not trying to destroy it. “

Chile, Spain and other countries have already drawn up stories about sexual diversity, but according to the author this would be the first on trans children.

Leelah Alcorn is another story inspirations will be presented in Guayaquil. It is dedicated to the young transsexual, who left a poignant suicide note on his blog at Knock down. He died on December 28, 2014, at age 17. At age 14 he decided to talk about their gender identity with his parents, but was not supported.

Benedicto se siente niña - Cuento para niños transexuales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s